El Señorío

Escudo Condado Bureta

Don PEDRO DE FRANCIA, primer Señor de Bureta, era hijo de don Sancho de Francia y heredero de don Juan Francisco de Francia, Señor de la villa catalana de Flix. Casó con Doña Beatriz Ruiz.

En efecto, los Francias aparecen establecidos en Zaragoza desde una época remota. Son uno de los tantos linajes de ultra-pirineos que colaboraron en la empresa dela Reconquista.

Don Pedro adquirió el Señorío de Bureta el 25 de enero de 1466, se casó el año 1452 en Zaragoza con doña Beatriz Ruiz, siendo su heredero:

Don PEDRO DE FRANCIA, segundo Señor de Bureta, casado también en Zaragoza en 1487 con doña Isabel de la Caballería y Ram, prima suya, hija de micer Alonso de la Caballería, Vicecanciller de Aragón y gran privado de Fernando El Católico. Heredó el Señorío de Bureta a su padre en 1479. Fue sucedido por su hijo:

Don JUAN DE FRANCIA, tercer Señor de Bureta desde 1511 vinculó los bienes libres de Condado de Bureta, estableciendo un Mayorazgo agnaticio. Casó en 1530 con doña Ana de Guinea, y testó en 1542 dejando numerosa prole, de la cual destacaremos brevemente a sus hijos:

1) Doña Constanza, que constituye como veremos, la trabazón genealógica de la estirpe al extinguirse la línea varonil de los “Francia”.

2) Don JUAN DE FRANCIA, cuarto Señor de Bureta, cofrades de la San Jorge en 1547, y diputado por el Brazo de Nobles en la Cortes aragonesas. Murió sin sucesión, heredándole su hermano:

3) Don LOPE DE FRANCIA, quinto Señor de Bureta, que casó en 1563 con doña Francisca de la Caballería, de la que tuvo a:

Don JUAN LUIS DE FRANCIA, sexto Señor de Bureta, casado en 1587 con doña Beatriz de Espés, hija del Señor de Albalate, que lo hizo padre de:

Don LOPE DE FRANCIA, séptimo Señor de Bureta y cofrade de la de san Jorge. Durante su mandato y gobierno, decretó Felipe III la pragmática de expulsión de los moriscos, que supuso para la localidad un verdadero trauma demográfico, ya que el vecindario era en su mayoría de los incluídos en la proscripción. Naturalmente, desapareció entonces la aljama sarracena de Bureta, una de las más numerosas de la comarca, y se impuso la repoblación cristiana. También fueron los “Francia” los que mandaron edificar sobre las ruinas del antiguo castillo árabe la palaciega mansión de los señores. Casó en 1609 con doña Paciencia de Gurrea y Torrellas. Estos fueron los padres de los últimos señores de Bureta de la línea varonil de los “Francia”:

Don LOPE, don DIEGO, don MIGUEL Y don JUAN DE FRANCIA Y GURREA, que fueron desde 1631 hasta 1667, y sucesivamente, octavo, noveno, décimo y undécimo señores de la baronía de Bureta.

A la muerte sin sucesión de don Juan, el undécimo señor, entra en posesión de la Casa de Bureta la descendencia de doña CONSTANZA DE FRANCIA, hija del tercer señor de Bureta, que casó en 1540 con el general don Jerónimo de Resende, ilustre soldado de Felipe II. De este enlace nació:

Doña Francisca Resende de Francia, que casó en 1584 con don Matías Marín y Liñan, de noble familia oriunda de la villa riojana de Enciso y establecida en Maluenda, de la Comunidad de Calatayud. Era don Matías, Caballero de Montesa y Familiar del Santo Oficio de la Inquisición. Fruto de este matrimonio fue:

Don Marcos Matías Marín de Resende y Francia, noble de Aragón por privilegio del año 1626. Había casado cinco años antes de esta fecha con doña María de Zamora y Olivenza, en la que tuvo al continuador de la Casa de Bureta:


Escudo Condado Bureta

El Condado

Don ANTONIO DE FRANCIA Y MARIN DE RESENDE, con el cual se inaugura una segunda etapa más brillante de esta casa, pues a la muerte de su primo tercero don Juan de Francia y Gurrea, entra en posesión de la misma como su duodécimo señor. Acaeció esto, según hemos visto en 1667, y once años después, su Majestad Carlos II, último de los Austrias, por privilegio de 24 de marzo de 1678, hizo merced a don Antonio del título “CONDE DE BURETA”, en méritos como dice la Real Cédula, de: “plura ac grata servitia tui nobilis ac dilecti nostro D. Antonii de Resende et Francia, ac tuorum predecesorum...”. Falleció el primero conde de Bureta en Magallón, donde hizo testamento en 1682, siendo sepultado en su panteón de Bureta. Había sido Regidor y Capitán de Guerra en la ciudad de Logroño y casó en 1631 con doña María de Ciria Beteta, cuando ambos contrayentes contaban menos de 16 y 14 años de edad, respectivamente. Fue su heredero:

Don MATIAS MARIN DE RESENDE Y FRANCIA, Segundo Conde de Bureta, noble de Aragón y cofrade de san Jorge desde 1707. Había nacido en la ciudad de Logroño, durante el Corregimiento de su padre, en 1649, y casó en Zaragoza con doña Antonia Pérez de Suelves y Gurrea, hija de los señores de Artasona y de Suelves, niña a la sazón de poco más de trece años de edad. De los seis hijos que tuvo el matrimonio -tres de cada sexo- solo citaremos a los dos que encabezan las dos líneas en que se bifurca la descendencia de la Casa de Bureta:

Don ANTONIO Y DON MARÍA JOSÉ MARTÍN DE RESENDE. Este último Caballero de la Orden de San Juan, regidor perpetuo de Zaragoza en 1707 y teniente general de los Reales Ejércitos, que nació en Bureta en 1689. Sirvió en la campaña de Portugal y en la guerra de Cataluña, pasando después al ejercito de Italia en 1735. Había casado en 1729 con doña Margarita López Fernández de Heredia, hija de los señores de Salillas, con la que tuvo entre otros hijos a: doña María Angela Martín de Resende, que casó con su tío materno don Miguel López Fernández de Heredia, señor de Salillas y teniente general de los Reales Ejércitos, como su suegro y cuñado. De esta unión nació don Juan Crisóstomo López Fernández de Heredia y Francia continuador de la casa de Bureta, como luego veremos.

Escudo Condado Bureta Don ANTONIO MARIN DE RESENDE Y FRANCIA, tercer Conde de Bureta, noble de Aragón y Caballero de Santiago, fue al igual que su hermano Maria-José, teniente general de los Reales Ejércitos, pues abrazó también la carrera de las armas, donde ostentó desde 1697 hasta 1733, en que murió, los más elevados cargos. Casó en Barcelona con doña Eulalia de Bournonville, hija del Marqués de Rupit, con la que tuvo a:

Don JOSÉ ANTONIO MARIN DE RESENDE Y FRANCIA, cuarto Conde de Bureta, que nació en Barcelona en 1721. Al igual que su padre y su tío don María José, continuó la tradición militar de la familia, llegando a ostentar el alto grado de mariscal del Campo. Ingresó en la Orden Militar de Alcántara, donde fue comendador de Fliche y Castilleja. Murió en 1766 a la edad de 44 años, extinguiéndose en el general Conde de Bureta la varonía directa de la línea mayor de la familia, pues de su matrimonio con doña María del Pilar Fernández de Heredia y Eguaras, hija de los marqueses de Bárboles y Condes de Cetina y Contamina, solo tuvo dos hijas, siendo la sucesora y primogénita:

Doña MARIA ANTONIA MARIN DE RESENDE Y FRANCIA, quinta Condesa de Bureta por propio derecho, que nació en Zaragoza en 1750. Contrajo matrimonio en la misma ciudad en 1768 con don José María de la Cerda y Farnesio, Conde de Parcent y Grande de España, naciendo de este enlace don José Antonio de la Cerda, pretenso Conde de Bureta a la muerte de su madre, acaecida en 1784, pero entonces se inició un largo pleito  por la sucesión de los mayorazgos y vínculos de la Casa de Bureta entre la Casa de Parcent y la de Salillas, representada ésta por el ya nombrado:

Don JUAN CRISOSTOMO LOPEZ-FERNANDEZ DE HEREDIA Y FRANCIA, sexto Conde de Bureta, por haber ganado el pleito sostenido contra su sobrino el de Parcent, y que paraba en la Real Audiencia de Aragón desde la muerte de la anterior condesa, si prima segunda. Don Juan Crisóstomo tomó posesión del Estado y títulos de Bureta el 4 de mayo de 1795. Era por su nacimiento señor de Salillas, ingresó en la Orden de San Juan; fue cofrade de la de san Jorge desde 1781 y persona de gran relieve dentro de la nobleza zaragozana. Contrajo matrimonio en 1794 con doña María de la Consolación Domitila de Azlor y Villavicencio, hija del teniente general don Manuel de Azlor y Urries, que fue virrey de Navarra y de doña Petronila de Villavicencio y Villavicencio de la nobilísima familia jerezana de los duques de San Lorenzo. Doña María de la Consolación nació en la ciudad de Gerona el 12 de mayo de 1775.

Al producirse el primer sitio francés en 1808 fue una de la mujeres que más se distinguieron por su conducta heroica: organizó un cuerpo de mujeres encargadas de socorrer a los heridos y de llevar víveres a los soldados que se hallaban en puestos avanzados. En octubre de 1808 contrajo segundas nupcias con el Barón de Valdeolivos Don Pedro María Ric y Monserrat. Residieron en Cádiz hasta la liberación de Zaragoza en 1813.

Don MARIANO DE FRANCIA LOPEZ-FERNANDEZ DE HEREDIA, séptimo Conde de Bureta, hijo varón de Consuelo y Juan Crisóstomo nació en el año 1798, y todavía muy niño fue testigo de la abnegada conducta de su madre durante toda la francesada. A solicitud de su madre, y para compensar a la casa de Bureta de las grandes pérdidas sufridas a consecuencia de la guerra, Fernando VII nombró al joven Bureta oficial de las Reales Guardias, menguada recompensa a los grandes servicios prestados a la Corona por su familia. También lo nombre el Rey Caballero de la Orden de Carlos III, ingresando en la Real Maestranza de Zaragoza desde su misma fundación, ya que figuraba con anterioridad como cofrade de la de San Jorge. Casó en 1819 con doña María Ignacia de Suelves y Claramunt, hija de don Juan de Suelves y Monserrat y doña María Luisa de Riu y Cluelles de Piedra Tallada, Marqueses de Tamarit y Baroneses de Altafulla, siendo su sucesor:

Don MANUEL LOPEZ-FERNANDEZ DE HEREDIA Y FRANCIA, octavo conde de Bureta, nacido en 1826, que heredó a su padre a la muerte de éste en 1846. Ingresó en la Real Maestranza de Zaragoza el 27 de octubre de 1857. Poco antes, concretamente en 1854, había contraído matrimonio con doña Jacoba Fernández de Navarrete y Fernández de Navarrete, de conocida y noble familia de la Rioja, con la que tuvo a:

Don MARIANO LOPEZ-FERNANDEZ DE HEREDIA Y FERNANDEZ DE NAVARRETE, noveno Conde de Bureta, que aunque casó con la Marquesa de Navarrés y de Cañizar, murió en 1893 sin alcanzar sucesión, por lo cual fue heredado por su hermano menor, hijo asimismo de don Manuel y de doña Jacoba, llamado:

Don ANTONIO LOPEZ-FERNANDEZ DE HEREDIA Y FERNANDEZ DE NAVARRETE, décimo Conde de Bureta, que nació en 1864. Al igual que sus antecesores ingresó también en la Real Maestranza, perteneciendo a este cuerpo desde 1898. Contrajo matrimonio en 1903 con Doña Josefa de Ena y Valenzuela, en la que tuvo a su sucesor y heredero:

Don MARIANO LOPEZ-FERNANDEZ DE HEREDIA Y ENA, undécimo Conde de Bureta, caso con Doña Julia Hernández Rodríguez, siendo su sucesor:

Don MARIANO LOPEZ FERNANDEZ DE HEREDIA Y HERNANDEZ, duodé-cimo Conde de Bureta, que contrajo matrimonio con Doña María del Carmen Izquierdo López, Condesa viuda de Bureta, padres del actual titular de esta casa:

Don MARIANO DE LOS DOLORES LOPEZ-FERNANDEZ DE HEREDIA e IZQUIERDO, Decimotercero Conde de Bureta, y XXV representante del señorío histórico de este nombre, que en la actualidad ostenta, habiendo contraído matrimonio con Doña Gloria Moros Lahuerta, Condesa consorte,  del que tiene en este momento dos niños y una niña.

Casa Palacio de los Condes de Bureta

Plaza Condesa de Bureta 4 - 50547 Bureta (Zaragoza)
Tfno: +34 976 868 799
info@palaciodebureta.com

Ruta de la garnacha